Tu carrito de compras

No hay productos en el carrito.

Días
Horas
Minutos

Diseño de muebles: la belleza empieza en el interior

Si hoy alguien nos pidiera que construyéramos un mueble desde cero, lo primero que se nos vendría a nuestra mente sería una forma, un boceto de cómo creemos que se vería. Esto sucede porque tendemos a asumir que el diseño tiene que ver solamente con lo externo, cuando en realidad hay mucho más de lo que encontramos a primera vista.

El diseño de muchos productos, en este caso el de muebles, se compone de varios niveles. El estético, que incluye el aspecto exterior, el estilo y la identidad de la creación; seguido del estructural, que comprende todo lo que está detrás de la apariencia asegurando la funcionalidad, calidad y durabilidad del mueble.

Así mismo, cada decisión de diseño está basada en investigaciones y evaluaciones previas, cuyos resultados afectan cuestiones tanto estéticas como estructurales, sea la forma, el tamaño, la proporción, los procesos industriales de la materia prima o la construcción del soporte interno del mueble.

Así, la noción de diseño se vuelve mucho más amplia, para abarcar no solo el ámbito decorativo sino también el funcional. Sin embargo, estos actúan de formas distintas. Mientras una tendencia o estilo es atractivo o no según el observador, la estructura debe estar construida perfectamente siempre, de manera que el mueble pueda mantenerse en pie.

Es este sentido, referirnos a la estructura como ‘soporte’ adquiere un nuevo significado, porque sin ella hasta el diseño más encantador no podría sostenerse, y quedaría condenado a ser una pieza de museo sin ninguna utilidad práctica. Como dijo Jonathan Ive, el principal diseñador de Apple: ‘Un producto bello que no funciona muy bien, es feo’.

Entonces, ¿hasta dónde llega el diseño? Según lo que hemos descubierto, la respuesta sería que cada elemento que compone un mueble, desde su base, su esqueleto, su armazón, hasta la espuma, la madera, la tela y los acabados hacen parte del diseño. De esta manera, podemos decir que lo que va por dentro es tan importante como lo de fuera, que un mueble tiene un gran diseño solo cuando funciona a la perfección.

¿Estás de acuerdo? ¡Comparte tu opinión en los comentarios!

Compartir:

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Otros artículos