Un peligro escondido

Esta es una historia real, la cual te exponemos aquí para que nunca más te pase…

Silvia buscaba independizarse, tener su propio espacio en donde ella pudiera imponer su estilo; fue comprando sus cosas poco a poco para hacer realidad su primer plan, empezó comprando electrodomésticos, muebles y accesorios en general. En una de sus compras vió el sofá que siempre había querido, pero no sabia todo lo que debía tener en cuenta antes de tener su nueva adquisición.

¡Por fin llegó el día! Silvia encontró el lugar soñado para mudarse e iniciar su vida independiente. Ella disfrutaba de su espacio, decoraba como a ella le gustaba y pasaba la mayoría del tiempo en su sofá: Leía, dormía, hablaba por teléfono, trabajaba en su computador, etc. Al poco tiempo, Silvia se sentía decaída, presentaba fuertes estornudos y eccema constante en todo su cuerpo, no le presto demasiada atención a estos síntomas que claramente dictaban una fuerte alergia adquirida y que esta podría tener repercusiones graves en su salud.

Silvia estuvo soportando estos síntomas por dos meses, hasta que un día no aguantó más las molestias y fue al médico. Allí, su doctor le indicó que revisara muy bien sus muebles ya que podrían tener ácaros y microorganismos que pudieron llevarla a sufrir estas consecuencias. Efectivamente, Silvia envió a revisión el sofá que tanto le gustaba, lo abrieron y se dieron cuenta que la madera no estaba debidamente inmunizada ni tenía los procesos requeridos para entregar un producto óptimo para el uso cotidiano del consumidor final.

Silvia se sintió decepcionada, pero este aprendizaje la llevó a saber que lo que llevas a tu casa debe ser sano por dentro y por fuera, por lo que inmediatamente se deshizo del mueble.

En una de sus visitas a Internet, encontró a Aristas, donde el diseño la atrapó de inmediato por lo que siguió navegando en sus productos, encontró el sofá con el que realmente había soñado, pero como ya había aprendido la lección se aseguró que estuviera certificado y que fuera de excelente calidad. Efectivamente, Silvia buscó que tuviera la madera técnicamente secada e inmunizada, se dió cuenta que Aristas es una empresa comprometida con la salud de sus clientes, porque las maderas de cada mueble están 100% libres de microorganismos que son los principales causantes de alergias y enfermedades. Conoce tu próximo mueble aquí.

Finalmente, Silvia se convenció de que su mejor opción para volver a confiar en los muebles de madera es Aristas, así que fue a uno de sus almacenes (Conoce nuestros puntos de venta aquí) y comprobó la calidad del sofá que tanto le gustó; en este momento, Silvia está feliz con su nuevo sofá, dejó atrás esos estornudos y decaimientos y volvió a ser la misma de siempre.

Moraleja:

Mira la esencia, no las apariencias… Cuando vayas a comprar un mueble no solo te fijes en su diseño, siempre exige que su madera esté debidamente inmunizada y secada técnicamente para que evites futuras alergias y enfermedades para ti y los tuyos. Descubre lo que tienen nuestros muebles por dentro aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Chat