Claves para elegir el sillón ideal para tu casa

Sillón, poltrona, silla auxiliar… Este mueble tiene muchos nombres como también muchos usos; es muy importante tenerlo en casa ya que el sillón significa relajación, comodidad y armonía.

Sabemos que cada es espacio es diferente, hay que tener en cuenta muchos factores como el color, el tamaño, si en tu casa viven niños, mascotas, si el lugar donde vas a ubicar el sillón será un espacio familiar o personal. Debes considerar todos estos interrogantes para hacer una compra inteligente y satisfactoria.

Te puede interesar: Sillas auxiliares

Aspectos a tener en cuenta

  1. Materiales y fabricación:

La estructura debe ser resistente: los sillones de calidad están pensados para durar muchos años. Deben tener una estructura de madera maciza o metálica –de acero o aluminio–; deben contar con un sistema de cinchas o con resortes No – Zag que aguante los almohadones o el asiento; y las patas deben formar parte de la propia estructura del sofá, ya que las que están atornilladas son más inseguras y terminan siempre aflojándose cuando movemos el sillón para limpiar.

Si el sillón será usado por personas mayores, es importante que no sea muy bajo, para que no les cueste levantarse. Materiales y fabricación

  • El relleno del sillón

Para los asientos, las opciones de pluma son el ideal, pero también hay buenas alternativas como la viscoelástica o la espuma de alta densidad, que tiene una gran resistencia y durabilidad y se deforma poco.

Te puede interesar: Nuestras espumas certificadas.

  • Qué color elegir

A la hora de decidir el color, ten en cuenta que los sofás de colores claros tienen la desventaja de hacer que la suciedad se note muy pronto, pero permiten renovarlos con almohadones diferentes cada tanto y combinan con todo. Además, contribuyen con la sensación de dar mayor amplitud a los espacios.

En general, son preferibles los sofás lisos, sin dibujos ni estampados, debido a que resultan mucho más sencillos de combinar con el resto de los elementos de la sala y no cansan.

Cómo probar un sillón

La comodidad del sillón es clave y la manera de probar que resultará confortable para nosotros tiene algunos pasos sencillos.

  • Al sentarte, las caderas nunca deben quedar más hundidas que las rodillas para que no cueste incorporarse, ya que esto puede causar problemas lumbares.
  • Al apoyar la espalda contra el respaldo, deberías poder apoyar los pies en el suelo.
  • Con la espalda apoyada en el respaldo, los riñones deben quedarte protegidos evitando que el cuerpo se deslice hacia abajo.
  • Al sentarte, el borde del asiento no debe presionarte la parte posterior de la rodilla.
  • Debes poder apoyar el brazo en el apoyabrazos, que debe estar a la altura del codo, no más abajo.

Te puede interesar: Sillones de lujo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Chat

Newsletter

Un apasionado Aristas siempre está al tanto de las últimas noticias en decoración y diseño,
Tendencias y estilo...
Únete a nuestra pasión y llévate las mejores ideas.

Al enviar tus datos aceptas nuestra politica de uso de datos.