Amplitud en el interior de tu hogar

El blanco es un color atemporal perfecto, que siempre estará en tendencia, y si hablamos de decoración, tiene varias ventajas hace que cualquier espacio parezca más grande, combina bien con casi cualquier color y crea una sensación de amplitud en el interior.

El blanco a menudo se usa para áreas públicas en hogares, cocinas o baños, y no es sorprendente porque estos lugares deberían verse más grandes y livianos ya que los usamos muy a menudo. Nórdico, escandinavo. Dos estilos decorativos que, irremediablemente, apuntan y dan en el blanco. Formas simples donde maderas de tonos claros y níveos lacados se convierten en los principales protagonistas de un concepto de interiorismo muy sutil.

Decorar cualquier estancia con piezas de este color por muy reducido que sea el tamaño de una vivienda es siempre un plus. Los espacios ofrecen un aspecto más oxigenado, más limpio y por ende más amplio y más luminoso.

El blanco no es, en absoluto, un color frío si se valora la correcta decoración del espacio. Máxime cuando las notas de color vienen con piezas de colores vibrantes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp Chat